Ajuntament de Sant Guim de Freixenet Administraciones públicas Sant Guim de Freixenet Lleida

Sabías que el pueblo de Sant Guim de Freixenet apenas tiene 150 años?

La historia del núcleo central de Sant Guim es muy corta. El pueblo nació a mediados del siglo XIX, cuando se hizo la línea de tren que enlaza Barcelona con Lleida, pasando por Manresa. En el punto más elevado del trayecto se construyó una estación. Era el lugar donde acababan los túneles de la banda de Barcelona y, al final de una subida muy fuerte, comenzaba la bajada hacia Lleida. Aquí se encendían o apagaban (manualmente y uno por uno, claro), las luces del tren, según en qué dirección iba, y se hacían todo un montón de operaciones que ahora ya hace tiempo que se han olvidado.

Aquella estación nacida en medio de los campos se convirtió en un centro clave de transportes para la zona. Hay hacían las cargas de grano y de paja de poblaciones como Santa Coloma de Queralt o Igualada y llegaron a trabajar cuarenta personas. Como era de esperar, una de las primeras casas que hubo fue un hostal y, poco a poco, se empezó a instalar gente de los pueblos de alrededor.

En 2010 la villa de Sant Guim cumplió el 150 aniversario.

Sabías que en 1969 el cantante Raimon hizo un concierto en la iglesia de Sant Guim de Freixenet?

Ante la iniciativa del grupo de Jóvenes de Sant Guim de hacer un concierto con el cantautor y la negativa del gobernador civil de Sant Guim de Freixenet para hacer el concierto, el cura del pueblo dio permiso para hacer el concierto en la iglesia.

LEYENDAS Y HISTORIAS

La leyenda del pozo del diablo

Sabías que antiguamente, en la calle de las Brujas de Cervera había brujas y brujos? Pues bien, un brujo de Cervera encargó a un hombre de su calle que llevara un canuto a un señor de Calaf. Le dijo que no abriera el canuto que era peligroso.

El hombre todo decidido fue a Calaf pasando por los planes de Sant Guim y por la Rubiola. Pero habiendo pasado la Rubiola, el hombre se despertó la curiosidad por lo que había dentro del canuto. Lo destapó. Miró dentro del canuto y no vio nada. De repente, del canuto saltó un grillo que se escondió rápidamente bajo un matorral, después de este salieron más. El hombre, asustado, comenzó a buscar los gajos del canuto, mientras sentía:

- ¿Qué vamos a hacer? ¿qué vamos a hacer? ¿qué vamos a hacer?

El hombre se dio cuenta de que las voces venían de los grillos, y de repente los grillos dijeron:

- Hacemos pozo!

Y los grillos se converso en demonios que empezaron a hacer pozo, transportando la tierra con cuevas en Mallorca: Los demonios hicieron pozo hasta que su enorme cesto se rompió.

En Mallorca se hizo montañita, y es el único lugar donde se puede encontrar timón, planta típica de aquí.

Leyenda narrada por Josep Mir y David Gras adaptada por Joan Bellmunt el libro Hechos, costumbres y leyendas de la Segarra, volumen III. Editar Virgilio & Pages, SA

La leyenda del hoyo del hombre muerto

Sabías que el pueblo llamado el Astor (que está a unos cuatro o cinco kilómetros de la población de Sant Guim de Freixenet) hace mucho y mucho tiempo llegó un mendigo que venía de muy lejos y no lo conocía nadie?

Cuenta la leyenda que la gente del Astor, en aquellos tiempos, eran muy desconfiados unos de otros, y también eran un poco violentos. El mendigo lo sabía, por eso se estableció en una barracones fuera del pueblo.

Pero resulta que un día se produjo un robo al pueblo, y claro, la gente cada uno desconfiaba de su vecino, y había peleas y discusiones cada día.

Finalmente, cansados ​​de discutir unos con otros, pensaron que el robo lo había efectuado el mendigo. El fueron a buscar, pero él escapó corrientes, y esto hizo que la gente del pueblo creyera que había sido él realmente. Cuando lo agarraron, lo mataron. Pero como no encontraron el objeto robado, pensaron que tal vez no había sido él. Entonces decidieron de no decir a nadie que lo habían muerto, y lo enterraron en una hondonada lejos del pueblo.

Años más tarde, en esta fundada, hay brotó una fuente. Y parece que un hombre fue a ver en esta fuente, y se ve que encontró el muerto por casualidad, y aún intacto a pesar de los años y años del hecho.

Desde aquel día a aquella fuente le quedó el nombre de "la fuente del hombre muerto"; y en la hondonada donde se encuentra la fuente se la conoce con el nombre de: "el hoyo del hombre muerto".

Leyenda contada por M. Teresa Civit y Solà y adaptada por Joan Bellmunt el libro Hechos, costumbres y leyendas de la Segarra, volumen III. Editar Virgilio & Pages, SA

Ayúdanos a llenar este apartado ya entender mejor el municipio de Sant Guim de Freixenet.

Envíanos tu historia, curiosidad o leyenda en la dirección ajuntament@santguim.cat con el asunto "sabías que ..."